Secretos de las plantas » Los árboles en las ciudades

Los árboles en las ciudades


En los últimos días, se está hablando muchísimo del estado del arbolado en las ciudades debido a las desgraciadas y tristes consecuencias ocurridas por la caída de varios ejemplares. Hoy os contamos cuál es la principal problemática asociada a su presencia en las ciudades y la importancia de un correcto plan de gestión y mantenimiento.

 arboles en las ciudades

Los árboles son imprescindibles en cualquier ciudad ya que aportan beneficios ecológicos, estéticos, ambientales y sanitarios. Su función es irremplazable por cualquier otro elemento urbano. Lo que los hace tan especiales y en ocasiones tan problemáticos es que son seres vivos y como tales tienen unas necesidades vitales, sufren enfermedades, crecen y se desarrollan en el tiempo.

 Pensar antes de plantar

Los árboles en las ciudades no tienen un desarrollo natural y están sometidos a altos niveles de estrés relacionados principalmente con su espacio vital. Es muy importante que en la planificación de la ciudad, y siempre que se vayan a plantar árboles, se invierta tiempo y esfuerzos en la elección de especies. El desarrollo de la arboricultura ha facilitado el conocimiento de la fisiología, la ecología y la estructura de las diferentes especies y cada vez los técnicos y gestores tienen más herramientas para tomar decisiones.

Aspectos importantísimos para decidir una especie u otra es el espacio disponible y el desarrollo tanto radicular como de la parte aérea del árbol. El correcto desarrollo de las raíces (especialmente las de desarrollo más en profundidad) determinará la estabilidad futura del ejemplar. Otros aspectos que se deberían considerar en profundidad antes de escoger una u otra especie son las características de la madera frente a condiciones adversas o la resistencia a plagas y enfermedades.

¿Y qué hacer con los arboles ya plantados?

Lo dicho hasta ahora son aspectos básicos que deben considerarse a la hora de planificar la vegetación en las ciudades. Sin embargo, para las primeras plantaciones que se realizaron no se tenía tanta información ni conciencia y, podríamos decir, que en muchos casos los árboles han sobrevivido más que vivido en las ciudades. La falta de espacio, la contaminación, la falta de agua, los estrechos marcos de plantación, podas drásticas y mal realizadas o la mala calidad de la tierra han hecho que muchos ejemplares se encuentren debilitados y afectados por plagas y enfermedades. Estas deficiencias deberían ser compensadas con planes de gestión y mantenimiento adecuados (que aún siguen siendo en muchos casos inexistentes).

¿En qué consisten los planes de gestión del arbolado urbano?

Estos planes identifican y analizan el estado actual de los árboles de una ciudad concreta, detallando las directrices que son necesarias desarrollar en el corto, medio y largo plazo. Aspectos que se tienen en cuenta, es la evaluación del riesgo de los árboles en función de su estado fitosanitario, las actuaciones que requerirá cada especie o la priorización de estas mismas. Además se determina la frecuencia de las inspecciones visuales e instrumentales (con tomógrafos y resistógrafos) y se prevé las reposiciones necesarias.

Estos planes deberían ser una prioridad para todas las ciudades porque además de mejorar el estado del arbolado y disminuir riesgos, a la larga, disminuiría su coste de mantenimiento. El problema es que, como en otros muchos ámbitos, invertir dinero en algo que verá los frutos a varios años vista es muy complicado y más aún si hay cuestiones políticas por en medio.

 

Referencias

 

 

Logo bulbo

Participa en tuinen.es!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?, ¿Deseas compartir alguna información adicional con el resto de lectores? Déjanos tu comentario o entra en nuestra página en Facebook y contestaremos a tus cuestiones lo antes posible.

Para más consejos también síguenos en Twitter y Google+.

Conoce más sobre la autora en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.