Secretos de las plantas » Los cipreses que sobrevivieron al incendio

Los cipreses que sobrevivieron al incendio


Como curiosidad tras los terribles incendios que han estado azotando la Península Ibérica durante este verano queda algo de verde. En el incendio de Andilla (Valencia) quedaron intactos el 90 % de los cipreses que se encontraban en una parcela experimental, un árbol de jardinería que ha dado que pensar sobre la resistencia al fuego de estos árboles.

Cipreses que sobrevivieron al incendio

Foto de la Diputación Valenciana

Tras los grandes incendios que ocurrieron en la Comunidad Valenciana durante el mes de julio unas 50.000 hectáreas de terreno forestal, el fuego no logro quemar una masa de cipreses mediterráneos. A día de hoy científicos y expertos en materia de incendios no logran descifrar el secreto que contienen estos árboles para evitar ser pasto de las llamas.

El ciprés mediterráneo, Cupressus sempervirens L., a pesar de no ser una especie autóctona de la Península Ibérica pero muy arraigada a nuestra cultura desde hace más de 3.000 años hace que sea una especie muy común en nuestra región tanto por el empleo en jardinería como ejemplares aislados por su porte columnar, en setos para ocultar vistas indeseadas o como protección frente a los vientos, así como en los camposantos, muestra una fuerte defensa frente al fuego.

Estos días se ha hablado mucho de ellos, ya que su inesperada supervivencia a las grandes llamas de este incendio, que llegaron a alcanzar llamas de hasta 50 metros de altura, es todo un enigma.

Los expertos se preguntan como es posible que hayan resistido a un incendio de este calibre. Existen diversas hipótesis de porque no se quemaron entre ellas se cree que debido a su extraña forma columnar y denso follaje, hace que el fuego se ahogue al no haber ventilación dentro de su copa. Otra hipótesis es que estos árboles no poseen arbustos o plantas de gran tamaño a su alrededor, y esto es posible por su adaptación al medio eliminando competidores, bien por las sustancias alelopáticas (sustancias químicas que inhiben el crecimiento de otras plantas), por la acidez que aportan al suelo o por sus densas raíces superficiales evitando que otras plantas tengas acceso a los nutrientes del suelo.

Sea como sea, el ciprés ha demostrado resistir muy bien al fuego, ya que de 946 cipreses sobrevivieron más de 900 ejemplares. Esto ha hecho que numerosos países en los que el fuego en un problema como Italia, Francia, Portugal, Grecia, Túnez, Turquía o España se interese por estos árboles contra la lucha de los incendios como barreras antiincendios en zonas de especial riesgo en zonas de interfaz entre poblaciones y masas forestales o entre zonas agrícolas y bosques.

  ¿Qué crees sobre su empleo como barrera antiincendios?

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.