Secretos de las plantas » Los crisantemos azules también existen

Los crisantemos azules también existen


Entre las más de 30 especies que hay de crisantemos, los encontramos en una gran variedad de colores; rojos, naranjas, rosas, blancos... Ahora, gracias a la ingeniería genética, también los puedes encontrar en color azul.

A pesar de la gran variedad ornamental que nos ofrece la naturaleza, parece que el color azul se resiste en las flores. Podemos encontrar una gran diversidad cromática en los pétalos de distintas flores, que pueden ir desde el blanco hasta el violeta. Y hay alguna especie que puede ofrecer ese color entre sus flores, como la conchita azul.

Sin embargo, entre las plantas ornamentales más comunes, conseguir el color azul en los pétalos era un reto pendiente.

Pero ahora, gracias a la ingeniería genética y la labor de científicos japoneses, se ha logrado que el azul sea también una opción. En este caso, para quien le gusten los crisantemos.

Los experimentos con la manipulación genética ya han dado resultados en otras plantas. En algunos casos se ha conseguido una tonalidad violácea o algunas otras modificaciones que han modificado el color original de la flor.

Naonobu Noda, uno de los investigadores encargado de este logro, explica que no se ha podido conseguir la flor azul mediante hibridación o mutación, debido a que no existen flores azules entre las especies silvestres con las que cruzarlas. Por ello, los investigadores han optado por la manipulación genética de los crisantemos para lograr su objetivo.

El experimento ha consistido en insertar el gen de una de las flores silvestres que tienen el color azul, como la campanilla de Canterbury o la conchita azul, y posteriormente silenciar los propios genes del crisantemo.

Según explican los investigadores, con insertar los genes de las plantas con pigmentos azules en el crisantemo no era suficiente. Pues los pigmentos rojos de estos, provocaba que se obtuviera una tonalidad más violácea. Al silenciar el propio gen del crisantemo, lograron que más de la mitad de los transgénicos probados dieran unas flores de color azul.

A raíz de esta investigación, los científicos señalan que se podría lograr los mismos resultados en otras especies, como rosas o tulipanes.

Parece ser que obtener flores de color azul no se trata solo de un pulso a la naturaleza, sino también de una cuestión de negocio.
No todo el mundo se conforma con los ricos y diversos colores que ofrecen diferentes plantas con su floración.

Algunas plantas ya ofrecen flores azules, como por ejemplo la hortensia. Sin embargo, el reto parece estar en conseguir ese color en aquellas que no lo tienen entre su catálogo natural.

Ahora ya se ha conseguido con los crisantemos y parece que el próximo paso será lograrlo con las rosas y claveles, pertenecientes al grupo de las flores ornamentales más comunes.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.