Secretos de las plantas » Tipos de palmeras

Tipos de palmeras


La familia Palmáceas comprende más de 3.000 especies. La mayoría de ellas de origen tropical o subtropical y de un gran valor ornamental e histórico. Su belleza, unida a una gran demanda comercial para la decoración de jardines exteriores en las zonas de clima suave, e interiores en las de clima frío. Podemos decir que hay palmeras para cada necesidad.

palmeras

El sistema radical de estas bellezas, se diferencia de los árboles (raíz principal y raíces secundarias), porque está compuesto por un conjunto de raíces adventicias y fasciculadas, que nacen de la base del tronco o estípite (falso tronco), manteniendo todas y cada una de ellas en el mismo nivel de utilidad, es decir, no hay raíces principales, todas son igual de importantes.

Otra de sus particularidades es que el tronco no tiene engrosamiento secundario (crecimiento en grosor), ensanchándose con el paso del tiempo y las acumulaciones de restos. Además, las palmeras sólo cuentan con un punto de crecimiento vertical: su única yema; el palmito o cogollo, de donde parten las hojas nuevas, las flores, los frutos… si el cogollo se muere, se muere la palmera. La excepción son las palmeras que cuentan con varios troncos.

Las hojas o frondas de las palmeras son su mayor atractivo y pueden ser palmadas o pinnadas, mientras que sus flores son generalmente pequeñas y poco llamativas.

Según su origen, podemos dividir las palmeras en dos grandes grupos:

– Palmeras de origen desértico.

– Palmeras tropicales y subtropicales.

Las primeras plantas, típicas de los oasis de los continentes Africano y Asiático, suelen asociarse con el clima seco y caluroso y sin embargo se han adaptado perfectamente a climas templados, adquiriendo un gran desarrollo en suelos frescos, profundos y ricos en elementos nutritivos, pudiéndose cultivar sin problemas al aire libre. Dentro de este grupo tenemos: Washingtonia, Phoenix, Livistonia y Chamaerops.

Las palmeras tropicales y subtropicales son de más difícil adaptación fuera de su hábitat natural, ya que son plantas que se desarrollan en lugares cálidos, con una luz tamizada que les proporciona la gran masa vegetal de la zona y una humedad relativa alta; esto ha hecho que para su cultivo y aclimatación lejos de sus origen, sea absolutamente necesario disponer de invernaderos climatizados. Como ejemplos típicos podemos citar: Howea (Kentia), Chamaedorea, Chrysalidocarpus, Butia, Euterpe…

La clasificación anteriror se puede completar y adaptar diciendo que las primeras pueden ser consideradas como palmeras de exterior para la decoración de jardines y las segundas como palmeras de interior para la decoración de interiores.

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.