Secretos de las plantas » Ventajas de poner un árbol en el jardín

Ventajas de poner un árbol en el jardín


Los árboles, sin lugar a duda, son los más prestigiosos y atractivos representantes de la flora de nuestros jardines. Bien sea por sus flores, frutos, follaje o por la sombra que nos procuran, ocupando el primer lugar entre los vegetales de ornamento.

Ventajas de poner un árbol en el jardín

No importa la extensión del jardín ni el esplendor de sus parterres; la presencia de uno o más árboles es indispensable en su vida y en el equilibrio de su composición.

Algunos árboles añaden a su encanto el atractivo el susurro del viento en su follaje, con silbidos y susurros. No puede olvidarse la estacionalidad del árbol en nuestras regiones, su ciclo vital, que comienza en la primavera por el crecimiento, el estallido de sus yemas, el despliegue de sus hojas, continuando por la floración y fructificación, para acabar en el otoño con la coloración general de sus hojas y finalmente su caída.

Una vieja encina o un castaño recuerdan los felices días de la niñez evocando aquellos sentimientos cuando jugábamos alrededor del viejo árbol. Volviendo al aspecto práctico de los árboles, no estará de más insistir en lo necesarios que son cerca del hombre para su supervivencia y salud. Los árboles en parques, jardines y avenidas se consideran como los pulmones de las ciudades y pueblos.

Es un hecho que durante el día las hojas desprenden oxígeno mientras que absorben el CO2 contenido en el aire. Los árboles también constituyen una pantalla protegiéndonos de los excesivos ruidos que puedan dañarnos, turbar nuestro reposo, nuestra tranquilidad o nuestras diversiones. Filtran y atenúan los vientos violentos, su follaje retiene el polvo y sus raíces consolidan el suelo, previniendo de esta forma la erosión.

La insalubridad de ciertas industrias puede hacer peligrar nuestra salud con el ruido, la polución, los humos, la circulación intensa de vehículos; aquí también juega el árbol un papel muy importante oponiéndose eficazmente a este peligro.

Uno de los aspectos del árbol, y además poco conocido e insuficientemente apreciado, es la fauna y la flora que ellos abrigan; cada árbol es un mundo poblado de pájaros, insectos, musgos y líquenes por no citar más. Cuanto más viejo es el árbol más vasto y variado es su mundo viviente. En contra de ciertas opiniones, los insectos que se encuentran sobre o alrededor del árbol no son necesariamente nocivos para su salud; como en muchas asociaciones de seres vivientes, sólo una pequeña minoría de organismos le daña.

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.