Selección de plantas » Cómo cultivar bambú en el jardín

Cómo cultivar bambú en el jardín


El bambú puede ser una planta fácil de cultivar, no importa si vives en climas con calor intenso o bajas temperaturas, además es relativamente económico y le puede dar ese toque especial a tu jardín. Si estás interesado en cultivar bambú, aquí está lo que tienes que hacer.

Bambu

 

1. Te enseñamos los principales tipos de bambú.

En general hay dos grandes grupos de bambú en jardinería, el grupo de las Bambusas y el de las Fargesias. Te enseñamos las diferencias:

El bambú grupo Bambusa o bambú corredor; produce grandes rizomas, los cuales se extienden hacia todas partes bajo tierra, haciendo que esta planta se vuelva invasiva, sin embargo puede controlarse mediante contenedores.

El bambú fargesia crece en matas apretadas y rara vez se extienden de forma descontrolada, por lo que es ideal para jardines y tenerlo más o menos controlado.

 

2. Escoge la mejor variedad de bambú para tu clima.

La mayoría de los bambús provienen de climas tropicales o muy cercanos al trópico, sin embargo si vives en una zona más fría, existen algunas variedades más resistentes que podrías intentar cultivar con algo de éxito.

Si vives en zonas de tipo mediterráneo,  algunas buenas opciones serían la Bambusa multiplex ‘Alphonse Karr’, la Borinda boliviana, y el Phyllostachys nigra o bambú negro. Las dos primeras son tipos de bambú fargesia, mientras que el último es un tipo de bambú corredor.

Para climas un poco más fríos, donde necesitas especies más resistentes, prueba con el bambú Fargesia Rufa o el bambú corredor Pleioblastus viridistriatus.

bambus

3. Escoge el mejor lugar en tu jardín.

Los bambús necesitan bastante sol, de manera que debes colocarlos en un lugar donde reciban 8 o más horas de sol al día. Sin embargo, ten en cuenta que algunas especies tropicales requieren algo de sombra en los momentos más calurosos del día.

La sombra puede ser particularmente importante durante el invierno. La combinación de escarcha y luz solar directa puede deshidratar a la planta rápidamente. Debido a esto, si vives en una zona que recibe escarcha durante el invierno, debes optar por un lugar que reciba sombra parcial en lugar de uno con luz solar directa.

 

4. Modifica el suelo.

Aunque el bambú soporta muy bien en varios tipos de suelo, es mucho mejor en suelos margosos. Mejora tus probabilidades de éxito cavando y mezclando la tierra para hacerle modificaciones al suelo antes de plantar. Coloca abono para jardín o estiércol en el suelo para así proporcionarle nutrientes adicionales. Lo ideal es que el abono actúe al fondo del agujero para el trasplante, para que así las raíces del bambú se sitúen encima.

El suelo margoso es una mezcla de las cinco partes de la superficie del suelo compostado con dos partes de arena, dos partes de abono y una parte de arcilla.

Evita los suelos pedregosos o arcillosos, así como los suelos que son relativamente impermeables.

bambu

5. Evita que el bambú se extienda.

Si vas a plantar bambú corredor, tendrás que construir una barrera para evitar que el bambú invada otras partes de tu jardín.

Luego de determinar cuál será el área donde vas a confinar al bambú, instala barreras de chapa metálica o de cemento alrededor del perímetro. Estas barreras deberán tener una profundidad de 1 a 1.5 metros, para evitar que los rizomas se extiendan.

 

6. Densidad y espaciado del bambú.

Espacia el bambú de 1 a 1.5 m cuando lo plantes a tu jardín, aunque parezca lejanos entre sí, en poco tiempo verás como van acercándose y creando un denso seto, esto funciona así particularmente con el bambú corredor. Si por el contrario quieres colocar un bambú y que no se extienda y siga más o menos constante en el tiempo, hazte entonces con un bambú del grupo fargesia.

 

7. Riega el bambú regularmente.

La mayoría de especies de bambú necesitan que se les riegue de manera consistente, pero no debes dejar que las raíces del bambú se sitúen por un tiempo prolongado en demasiada agua.

Cuando se trasplanten hay que procurar regar diariamente en climas templados y secos. Luego, cuando ya se hayan establecido tus plantas de bambú en tu jardín, debes regarlas una vez a la semana si el clima es templado y dos o tres veces a la semana si el clima es caluroso y con mucho viento.

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.