Selección de plantas » Cultivo de malvas

Cultivo de malvas


Los géneros Malva y Lavatera son dos de los más atractivos de la familia de las malváceas, a la que también pertenecen las malvas reales y los hibiscos, ambas de gran belleza.

El cultivo de malvas

La mayor parte de las plantas de la familia son resistentes y fáciles de cultivar en un emplazamiento soleado, prefiriendo los suelos bien drenados y adaptándose a los suelos  pobres, siendo capaces de producir abundante floración donde otros arbustos tendrían deficiultades.

Los géneros Malva y Lavatera están compuestos de hermosos arbustos de jardín perennes o bianuales. Los tonos rosados y malvas son los colores predominantes entre sus flores, pero la diversidad de sus matices resulta asombrosa. El tinte rosado delas flores del malvadvisco es incluso más claro, casi blanco, en las de la variedad Lavatera posee motas de intenso color rojo y llamativos por sus estambres cargados de polen amarillo vivo que les confieren cierto parecido a las flores de los hibiscos.

malva

Existe un tipo de malva para casi cualquier rincón del jardín. La variedad Malva sylvestris de entre 45 y 90 cm de altura, es un arbusto vigoros y de porte erecto, con flores de color rosa pálido y el centro malva subido, poseyendo una floración profusa y prolongada.

Tanto las especies del género Malva como las del género Lavatera necesitan estar protegidas de los vientos fuertes y fríos. Deberás podar en primavera las variedades de mayor tamaño para evitar que crezcan de forma desordenada, no te preocupes a la hora de podarlas pues las podas drásticas producirán arbustos más resistentes.

Por lo general se reproducen por semillas, aunque también es posible mediante esquejes. Ahora no tienes excusa para no tener una de estas plantas en tu jardín, ya que con cuidados mínimos, tendrás un jardín bien florido gran parte del año.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.