Selección de plantas » Flores de verano a pleno sol

Flores de verano a pleno sol


No sólo la primavera es la estación de las flores, también el verano. En los meses más calientes del año son numerosos los árboles, arbustos, vivaces y anuales que ofrecen el esplendor de sus colores al sol.

Flores a pleno sol

El verano es una época muy dura en buena parte de España, con temperaturas extremadamente calurosas y falta de humedad en el aire; por eso, al tratar de plantas que adoran el sol, inexorablemente hay que referirse a aquellas que, además, tienen una gran capacidad para soportar el calor, la sequedad ambiental y diferentes grados de sequía.

Entre los arbustos necesitados de mucho sol y que florecen en verano cabe destacar:

Árbol de Júpiter (Lagerstroemia indica): es un arbusto grande, de crecimiento muy lento, que puede llegar a hacerse un arbolillo. Su floración, que se produce a finales del verano en blanco, rosa o morado, es verdaderamente espectacular. Su follaje se tiñe de un rojo intenso en otoño y su tronco sin corteza, con formas habitualmente caprichosas, resulta muy bello. Se trata además de una especie con pocas necesidades hídricas. Resiste muy bien el frío y el calor y se puede cultivar en maceta.

Rosa de Siria (Hibiscus syriacus): este arbusto grande caducifolio, de flores muy parecidas a las de las malvas (son de la misma familia), florece ininterrumpidamente durante el verano. Es muy resistente a las temperaturas extremas y a la sequedad, y sus necesidades de agua son muy moderadas. Existen muchas variedades, con colores de la gama de los azules, rosados, malvas y blanco. Hay una especie perennifolia, la Rosa de China (Hibiscus rosa-sinensis), que también florece en verano. Sus flores se dan en gran variedad de colores, especialmente el rojo. Pero es muy sensible al frío (no soporta las heladas leves).

Adelfa (Nerium oleander): se trata de un gran arbusto perennifolio que produce flores blancas o de distintos tonos rosados durante todo el verano. Lo único que necesita es mucho espacio para crecer ade cuadamente y mucho sol para florecer abundantemente. Las heladas fuertes la hacen sufrir.

Hay arbustos más pequeños de floración estival, como la espirea de flores color rosa: Spiraea japonica ‘Little princess’ o ‘Goldflame’.

Colores a pleno sol

Entre las plantas trepadoras hay numerosas especies que, contra un muro soleado, se convierten en un espectáculo de color y, en ocasiones, de olor, durante todo el verano. Tal es el caso de las buganvillas (Bougainvillea glabra), ipomeas (Ipomoea purpurea) y jazmines (Jasminum officinalis), plantas características de los veranos en climas suaves, y que no soportan las heladas fuertes. Los solanum Solanum jasminoides, de flor blanca, y S. crispum, de flor azul— sí resisten los fríos duros, aunque pueden necesitar una poda al final del invierno. Otro tanto ocurre con las trompetas (Campsis radicans), de vistoso color naranja.

Algunos arbustos, cuando se cultivan adosados a un muro, se comportan como trepadoras. Es el caso de la azulina (Plumbago capensis), de una abundante y prolongada floración azul; resulta preciosa durante todo el verano y, aunque no resiste los inviernos fríos, merece la pena cultivarla incluso como si fuera una anual.

Algo parecido ocurre con el galán de noche (Cestrum nocturnum), valioso sobre todo por el intenso perfume que desprende.

Colores a pleno sol

Pero la manera más rápida y sencilla de conseguir una explosión de color en el jardín, o en ventanas, balcones o entradas, es plantando especies anuales y vivaces, entre las cuales hay multitud de especies amantes del sol y que producen vistosas floraciones durante el verano; el surtido de tamaños y colores es inmenso y su cultivo, bastante sencillo si se siguen unas normas elementales. Además, permiten experimentar con los cambios de color o incluso de decoración en cada temporada.

Entre las más conocidas están los geranios (Pelargonium) en todas sus variedades y colores, las petunias (Petunia hybrida) magentas, moradas y blancas, y los tagetes (Tagetes erecta), en tonos naranjas y amarillos. Hay muchas otras especies menos frecuentes, pero muy interesantes.

 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.