Selección de plantas » La flor que sigue al sol

La flor que sigue al sol


Dorados y amarillos bañan los campos y jardines durante el mes de agosto y entre ellos las flores de los girasoles, que se encuentran en pleno apogeo, cultivados por sus pipas y por su aceite y en nuestros jardines por sus llamativos colores.

Girasol, la flor que sigue al sol

Los girasoles (Helianthus annuus) llamados así por su afán de girar sus flores en busca del sol, conocido como fototropismo, son la especie más cultivada en todo el mundo.

El girasol es una vigorosa herbácea anual de la familia de las Asteráceas o Compuestas. Aunque es más conocido como planta industrial por su utilización para aceite, biodiesel o por sus frutos como fruto seco, también es una de las plantas de flor más decorativas en nuestros jardines. Todo el género de Helianthus procede de América y gracias a la selección y dedicación por cultivar esta planta a dado lugar a multitud de variedades de girasoles, hoy se multiplican los cultivares híbridos en los que el amarillo habitual de los pétalos se tiñe de los colores rojos, burdeos y anaranjados en torno al disco central, aunque los originales girasoles amarillos son los más cultivados.

Esta planta tan conocida es muy empleada para entusiasmar a los niños en la jardinería, ya que en muchos colegios, se siembran semillas de girasoles tempranamente para que florezcan en junio y así poder enseñar a los niños el desarrollo de las plantas. También se emplea como flor cortada, ya que sus flores duran mucho tiempo, pudiendo confeccionar ramos o arreglos florales.

Variedades de girasoles

Esta planta se ha estudiado tanto, que incluso que existen fórmulas para conocer la cantidad de flores (y semillas) que existen en el capítulo floral, y es que esta planta tiene una estrecha relación con la proporción áurea y provee la forma más eficiente de empaquetamiento de las flores.

Necesita un lugar a pleno sol y un suelo neutro, rico y húmedo, pero con buen drenaje. Exige riego regular, especialmente antes y después de emitir la flor, siendo una gran captadora de agua, pudiendo perjudicar a las plantas de su alrededor. Su resistencia a la sequía es entre moderada y baja. Se siembra en primavera y florece a los 70 días. Pudiendo conseguir en un mismo año hasta 3 floraciones.

Otros tipos de girasol muy cultivados en jardinería son su primo hermano la pataca (Helianthus tuberosus), que además posee tubérculos comestibles, de flores más pequeñas pero que aparecen en pequeños grupos, el girasol silvestre (Helianthus petiolaris) de porte mucho más pequeño y con más de una flor terminal y el rarísimo girasol hoja de sauce (Helianthus salicifolius) que como su nombre dice, tiene las hojas delgadas y caedizas, pero muy abundantes y llamativas.

 

Conoce más sobre el autor en su 

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.