Selección de plantas » La Hoya Kerrii, planta de corazones

La Hoya Kerrii, planta de corazones


La Hoya Kerrii es una crasa trepadora de la familia de las apocináceas, originaria de Asia, con unas originales hojas carnosas en forma de corazón.

La Hoya Kerri también es conocida como la Planta de cera, la Flor de cera o Cerilla. La originalidad de esta planta exótica no solo reside en sus hojas, que llaman la atención por su forma, sino también por sus bellas flores.

Son pequeños ramilletes de color rosáceo, que parecen estar hechas de cera y que desprenden un agradable aroma. Su floración es normalmente en verano, aunque cultivada en lugares debidamente acondicionados, puede dar flores durante todo el año.

Procedente de Tailandia, la Hoya Kerrii llama especialmente la atención por la peculiar forma de corazón de sus hojas carnosas, motivo por el cual es una planta muy regalada el día de San Valentín o en otras ofrendas hechas por enamorados.

Una Hoya Kerri en maceta
Puedes tener una ornamental planta colocando la Hoya Kerri en una pequeña maceta, en un lugar donde pueda recibir la luz directa del sol, pues le encanta. Verás que crece muy despacio y no necesita que la riegues con demasiada frecuencia. De hecho, debes tener cuidado con el agua, porque en exceso podría podrir sus raíces.
Vigila que el sustrato no se quede demasiado seco. Durante la primavera y verano tendrás que estar más pendiente, pero en otoño e invierno riégala con menos frecuencia. Recuerda que al tener unas hojas carnosas, puede conservar el agua que necesita en ellas.

Aunque en las macetas pequeñas se siente muy cómoda, al tratarse de una planta trepadora, también puedes colocar un palo vertical sobre el que se sostenga para que pueda crecer hacia arriba.

No te preocupes si tarda en florecer, es lo normal. Son ideales para decorar el interior de tu vivienda, ya que les gusta el calor, pero siempre procurando que reciba mucha luz.
Si la tienes en el exterior y está expuesta al sol durante muchas horas, en la época de temperaturas más altas, puedes pulverizar la planta con agua para que se refresque y sus hojas no se acartonen.

Aunque es muy resistente, no le gustan las temperaturas excesivamente bajas. Si vives en una zona muy fría, donde se produzcan heladas y se alcancen temperaturas bajo cero, sería conveniente que las resguardaras en el interior. Pero ten cuidado también con la calefacción, ya que un ambiente demasiado reseco tampoco le beneficia.

La Hoya Kerrii se encuentra a gusto en las macetas pequeñas, donde puede tener las raíces más juntas y apretadas, lo que favorece su floración. Ya que es de crecimiento lento, lo más probable es que tardes bastante tiempo en trasplantarla a una maceta mayor, puede que hasta tres años.

Una maceta colgante también es un buen habitáculo para la Hoya Kerri, harás que se sienta como en casa, pues suele crecer en las copas de los árboles.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.