Selección de plantas » Las hermosas primaveras

Las hermosas primaveras


El género Primula  comprende unas 400 especies, algunas muy conocidas, como las primaveras y las orejas de oso, además de numerosas variedades cultivadas.

Las hermosas primaveras

Este género de plantas con flores, algunas de ellas clasificadas como herbáceas, es tan amplio que la mayoría de los jardineros tienden a limitarse al cultivo de unas pocas variedades. Son plantas ornamentales que lucirán bien en macizos mixtos y arriates herbáceos.

Si se plantan variedades diferentes de prímulas unas cerca de otras, éstas se reproducirán produciendo atractivos híbridos que apenas se parecerán a las plantas originales.

Estas plantas anuales, bianuales o perennes, se clasifican en tres grupos: aurículas, cadelabras y polyanthus. Las prímulas se hibridan con suma facilidad: si se plantan primaveras (P. veris) junto a primaveras romanas (P.vulgaris), obtendremos polyanthus amarillos.

  1. Polyanthus es el nombre que reciben las plantas híbridas de primula vulgaris con p. veris y otras especies, dando lugar a una variedad casi ilimitada de plantas. Suelen cultivarse como bianuales.
  2. El término candelabra hace referencia a sus características flores tubulares dispuestas en verticilos a lo largo del tallo.
  3. Las aurículas se dividen en tres subgrupos: ‘alpinas’, ‘ de borde o margen’ y ‘ de exhibición’, distinguiéndose por las flores que producen. Todas las aurículas presentan inflorescencias en umbela. Las ‘alpinas’ no contienen  fécula (un polvo ceroso de color blanco), presente en las ‘ de exhibición’, existiendo también diferencias en el color de las flores.

Las hermosas primaveras

Cultivo de prímulas

Con cientos de variedades entre las que elegir, siempre habrá alguna adecuada para cualquier zona del jardín, ya se trate de un lugar soleado o a la sombra, un terreno rocoso o húmedo.

Por regla general las prímulas ‘alpinas’ se adaptan bien a los jardines de rocalla,; las aurículas y los polyanthus, a los macizos elevados y los arriates, y el grupo de las candelabras a los terrenos encharcados, a la sombra.

Las hermosas primaveras

En el interior

Aunque suelen crecer mejor en el exterior, muchas prímulas pueden cultivarse en tiestos en el interior, en particular las variedades de floración invernal. Una vez hayan muerto las flores, es posible trasplantar las plantas a un macizo o un arriate exterior y dejarlas para que florezcan allí en la siguiente estación.

Las plantas de interior dan más problemas. Colóquelas en lugares aireados para evitar la aparición de moho. Quizás también sea necesario fumigar la planta contra los áfidos, la araña roja o las manchas foliares.

Las plantas en maceta conservan las flores durante más tiempo si la temperatura se mantiene por encima de los 16ºC. Necesitan además un ambiente húmedo. Abónelas cada dos semanas con un fertilizante de plantas de interior diluido a la mitad.

En el exterior

Las plantas son vulnerables a los ataques de las babosas, los minadores , las orugas nocturnas, los barrenillos y la roya. Utilice trampas de cerveza o gránulos para combatir las babosas. Elimine las orugas y los barrenillos por la noche. La roya y otros hongos provocan el deterioro y el marchitamiento de la planta cuando hace calor. Arranque y destruya las plantas afectadas y no vuelva a plantar en el mismo sitio.

De todas formas son plantas muy fáciles de cultivar y muy rústicas.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.