Selección de plantas » Palmeras en casa

Palmeras en casa


Las palmeras tienen una línea exótica, grácil, dinámica y estilizada. Constituyen una familia de plantas bastante resistentes y versátiles; existen ejemplares desde muy pequeños hasta muy grandes, para adaptarse a cualquier ambiente de la casa. Elije el ejemplar adecuado y aportarás una nota de extravagancia y originalidad a tu hogar.

Palmeras en casa

Curiosamente, a pesar de que, en su hábitat natural, las palmeras crecen esplendorosas bajo las directas e intensas radiaciones solares, cultivadas en el interior puede soportar emplazamientos sombreados (aunque prefieren una buena iluminación) y, en general, no toleran la exposición directa a los rayos del sol. Ello es debido a que los ejemplares cultivados en el interior son y serán siempre jóvenes y, como todas las plantas jóvenes, necesitan estar protegidas de la acción directa del sol.

Utiliza un compost con base de tierra negra y arena gruesa añadida para asegurar un buen drenaje. En primavera y verano riégualas en abundancia, sin producir encharcamientos y, cada dos o tres semanas, abónalas con un fertilizante de acción controlada. En otoño e invierno reduce los riesgos, manteniendo el compost apenas húmedo. Asegura siempre un alto nivel de humedad en la atmósfera, y trasplántalas cada tres años, procurando no dañar las raíces.

Límpialas sacándolas al exterior aprovechando el agua de lluvia en días templados, rociándolas con agua templada o utilizando un paño húmedo y suave.

Algunas de las palmeras para casa son:

Palmito (Chamaerops humilis)

Es la única palmera que crece de forma silvestre en Europa, especialmente en España y en Italia. Es una de las plameras más rústicas  resistentes; ni la sequía, ni el exceso de sol, ni el terreno de cultivo le afectan. Tienen  grandes hojas en forma de abanico que alcanzan unos 45 cm de largo y 30 cm de ancho, sostenidas por tallos de 1 metro de longitud. Las hojas están profundamente segmentadas, son de color verde-grisáceo y, cuando se abren, están cubiertas de una pelusilla plateada que les da una apariencia aterciopelada y que cae cuando se abren las frondas.

Se multiplica sembrando los pequeños dátiles que produce o cortando y replantando los retoños que crecen en la base de la planta.

Kentia (Howea forsteriana)

La kentia es una de las palmeras más populares y más fáciles de cuidar. Su crecimiento es lento, pero puede alcanzar entre 2,5 y 3 metros de altura en el interior; tiene un atractivo follaje arqueado, consistente y plumoso, formado por oscuros y brillantes foliolos.

Soporta emplazamientos sombreados, aunque prefiere la semisombra, pero no tolera la exposición directa a los rayos del sol. Requiere un compost con un poco de turba y arena para facilitar el drenaje, riegos frecuentes pero nunca en exceso y una temperatura no inferior a los 15ºC en invierno.

Se multiplica por semillas hacia principios de la primavera.

Camaedorea  (Chamaedorea elegans)

Originaria de México, es uno de los ejemplares más decorativos para el interior de la casa.

Es muy resistente, y crece de forma relativamente rápida en comparación con las demás palmeras.

Tiene tallos tierno, largos y firmes que forman una roseta de frondas estrechas y delgadas. El tallo principal lo van formando gradualmente las frondas antiguas al secarse. Curiosamente, las plantas jóvenes producen flores, pero son insignificantes, poco atractivas.

Requiere riegos regulares para que el suelo se mantenga siempre húmedo, una tierra con un buen drenaje y una atmósfera húmeda.

Palma bambú (Rhapis excelsa)

Es una palmera poco conocida y de gran belleza, originaria de China y Japón. Se trata de una especie de tamaño pequeño y crecimiento lento, que generalmente no sobrepasa los 45 cm de altura. Tiene un hermoso follaje verde oscuro que crece en forma de abanico sobre tallos rígidos y no ramificados, recubiertos de una fibra áspera de color castaño oscuro. requiere riegos regulares, una temperatura entre 18 y 21ºC, y rociados regulares con agua templada. Se multiplica cortando y replantando los retoños que crecen en la base, en primavera o en otoño.

Conoce más sobre el autor en su

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.