Selección de plantas » Palmeras, un aire tropical en tu casa

Palmeras, un aire tropical en tu casa


Las decorativas palmeras evocan paisajes de islas de arenas blancas. La mayoría proviene, en efecto, de regiones tropicales; sin embargo, las hay que resisten varios grados bajo cero. En jardines, macetas e interior, hay una palmera para cada lugar.

Palmeras de aspecto tropical

Existen más de 3.000 especies de palmeras en el mundo, la mayoría procedentes de regiones cálidas. Por ello, a la hora de escoger un ejemplar para el jardín es importante tener en cuenta su resistencia al clima del lugar.

Hay algunas, como el palmito de la China (Trachicarpus fortunei), capaz de soportar calor extremo, pero también temperaturas por debajo de -15º. Es frecuente verla en el centro de la Península, cuando la mayoría de las palmeras prefieren la humedad de las costas, especialmente la mediterránea.

Otra especie capaz de adaptarse al clima del centro de España y resistir temperaturas de -10º y el contaminado ambiente urbano es la Washingtonia filifera, de tronco muy largo y hojas palmeadas de gran diámetro. Lo mismo sucede con la butiá (Butia capitata y Butia yatay), arecáceas de origen suramericano. La palmera canaria (Phoenix canariensis), muy frecuente en las costas mediterráneas y los dos archipiélagos, soporta hasta -5º. La decorativa Rhapis excelsa, de hojas palmeadas, también resulta bastante rústica. En cambio, las gráciles arecas (Dypsis decaryi), o palmera amarilla, de varios troncos, necesitan un clima cálido, semisombra y humedad ambiente.

En general, las palmeras exigen una exposición a pleno sol y suelen vivir bien en cualquier tipo de suelo, aunque los prefieren ricos en materia orgánica, bien drenados, pero ligeramente húmedos. Necesitan riego medio, aunque la humedad ambiente les resulta muy beneficiosa.

Se pueden utilizar como ejemplares aislados, en grupos, o en procesión a lo largo de un paseo cuando son muy esbeltas.

Muchas palmeras se adaptan a la vida en maceta, aunque crecerán menos y más lentamente.

En todo caso necesitarán mucha luz. Todas las mencionadas hasta aquí pueden vivir en una terraza.

A medida que vayan creciendo habrá que trasplantarlas a un tiesto mayor, rico en materia orgánica. El cepellón debe ser acorde a la altura del ejemplar, y compacto.

Déjanos tu email para suscribirte al Newsletter de Tuinen.es

No hay comentarios aún

Puedes ser el primero!

Deja un comentario.